Castañas

Las castañas siguen siendo una buena fuente de antioxidantes, incluso después de cocinarlas. Son ricos en ácido gálico y ácido elágico, dos antioxidantes que aumentan en concentración cuando se cocinan. Los antioxidantes y minerales como el magnesio y el potasio ayudan a reducir el riesgo de problemas cardiovasculares, como enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares.

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Las castañas siguen siendo una buena fuente de antioxidantes, incluso después de cocinarlas. Son ricos en ácido gálico y ácido elágico, dos antioxidantes que aumentan en concentración cuando se cocinan. Los antioxidantes y minerales como el magnesio y el potasio ayudan a reducir el riesgo de problemas cardiovasculares, como enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Castañas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.